• Home
  • /BLOG
  • /Un deseo: ciudades más inteligentes y habitables.
Un deseo: ciudades más inteligentes y habitables.

Un deseo: ciudades más inteligentes y habitables.

Nuestro deseo como ciudadanos y además como arquitectos es que nuestras ciudades sean ciudades inteligentes y habitables. Sabemos que es un deseo muy amplio, casi utópico, una ardua tarea en la que deben implicarse numerosos actores para que se pueda llegar a conseguir una ciudad sobre todo habitable.

Son numerosas las encuestas y estudios que muestran el ranking de ciudades más deseadas por la gente, las ciudades en las que mejor se vive, en las que más luz al año tienen, las más eficaces…todos elementos necesarios e interesantes para determinar en qué momento se encuentra nuestra ciudad.

Leíamos hace poco un artículo del arquitecto Luis Feduchi en el que reflexionaba sobre las ciudades inteligentes, la ‘smart city’. Como bien explica Feduchi el término inglés encierra más significados que solo inteligente (‘astuta, viva, agresiva, ingeniosa, molona o listilla’).

Cómo construir ciudades inteligentes y más habitables

Las ciudades, en general, evolucionan, no solo las ciudades inteligentes y son numerosos los condicionantes para que lo hagan correctamente. La arquitectura de las ciudades debe estar acorde con los nuevos parámetros y necesidades de los sus habitantes.

En AMO Arquitectura pensamos en las ciudades como entes vivos, inteligentes sí, pero deben estar diseñadas pensando en las soluciones que sus ciudadanos necesitan. La arquitectura es un elemento de unión que ayuda a la configuración del entorno, a que las infraestructuras estén integradas de forma útil y que incorpora la sostenibilidad en todos los procesos.

Para que las ciudades sean más inteligentes – más todos los calificativos que nos guste añadir – deben considerar y tener presente todo aquello que afecta a las sociedad, desde un punto de vista global para actuar local analizando cada espacio con su problemática. Por ejemplo, el cambio climático afecta a todos y la arquitectura debe hacerse eco de sus consecuencias y las soluciones tienen que ofrecerse considerando las necesidades específicas de cada caso. Los desastres naturales devastadores marcan en ciertas zonas y ciudades cómo plantear la construcción de sus edificios, pero también sus infraestructuras, uso de energías, etc.

Como arquitectos consideramos que debemos desarrollar nuestros proyectos volcados hacia la sociedad y hacia el entorno, conociendo las condiciones que lo caracterizan. No se puede estar de espaldas a lo que de verdad hace que la ciudad sea inteligente y más habitable, hay que saber combinar estética, eficacia, eficiencia y sostenibilidad, entre tantos otros elementos.

La Monsina, Escuela Infantil, ciudades inteligentes

Share