Vivienda unifamiliar

Vivienda unifamiliar en acantilado en Santa Pola (Alicante)

Se propone maximizar la sensación de amplitud.
Se usan dos estrategias. Aprovechar el desnivel existente, potenciando el perímetro de contacto de la vivienda con el exterior, entendiendo parcela y vivienda como un todo continuo. Y cerrarse a las medianeras haciendo que la casa fluya hacia el mar de modo secuencial y desde la entrada a la vivienda.

La edificación se desarrolla a lo largo de los lindes norte y sur de la parcela, manteniéndose cerrada al oeste por donde se produce el acceso a la parcela, y abriéndose al este en donde se descubre un paisaje de costa en acantilado donde el mar se convierte en el protagonista absoluto de la actuación.
Se busca que desde el acceso la visión del mar, sea una visión fragmentada, de modo que se vaya descubriendo progresivamente el “tesoro” que recauda la parcela de terreno donde se ubica y que le dota del valor que posee.
La parcela se encuentra delimitada a norte y sur por otras edificaciones aisladas, por ello la vivienda que se desarrolla en dos plantas y se “cierra” como si se dispusieran dos manos en una cara a estos laterales fomentando el eje este-oeste.
La esencia, siempre mirar  hacia el mar.
Se proyecta dicha vivienda para utilizar materiales como el hormigón in situ visto, perfiles de acero laminado, vidrio y materiales diversos de construcción.